Noticias | March 29, 2021

La financiación comercial crece entre las empresas de tamaño mediano

2020 fue un año récord para la financiación comercial (Supply Chain Finance, o SCF), ya que los compradores corporativos se esforzaron por rescatar a proveedores afectados por la pandemia ofreciendo pagos anticipados. Incluso cuando el volumen de comercio global se redujo en casi un 10 por ciento, según la Organización Mundial del Comercio, la participación en financiación comercial se incrementó en un 5,5 por ciento. Aunque no existe una fuente oficial de datos, las ganancias de los bancos y la participación de los proveedores son un buen indicador de las tendencias en el sector de financiación comercial bancaria y no bancaria.

La financiación comercial, también conocida como factoring a la inversa, es un sistema financiero utilizado por las corporaciones más grandes del mundo que optimiza los flujos de efectivo tanto para el comprador como para el proveedor. En los últimos años, la SCF ha ganado popularidad también entre las empresas medianas, generalmente definidas en los Estados Unidos como empresas con menos de 500 empleados, según la OCDE.

Hay varios factores que influyen en este repunte en programas de SCF con empresas medianas de todo el mundo.

Digitalización y accesibilidad Tradicionalmente los bancos se han mostrado reacios a proporcionar financiación comercial a empresas medianas debido a los costosos y lentos procesos de incorporación de compradores y proveedores, incluyendo los protocolos Conozca a su Cliente (Know Your Client, KYC) y Lucha Contra el Lavado de Dinero (Anti Money Laundering, AML).

Con el auge de la tecnología financiera y la digitalización, han surgido proveedores financieros no bancarios que incorporan capital de trabajo, gestión de proveedores y gestión de cuentas pendientes. Al eliminar las transacciones en papel, evaluando el riesgo crediticio de las transacciones y con visibilidad en todas las operaciones, estos proveedores son capaces de ofrecer SCF a un nuevo segmento del mercado. Harbor, un proveedor de financiación comercial basado en las nuevas tecnologías, se especializa en ofrecer financiación comercial a empresas de tamaño mediano que comercian a nivel mundial. Su programa proporciona herramientas que mejoran la eficiencia y precisión del proceso de compra hasta el momento del pago.

“Históricamente, las grandes corporaciones han sido las únicas beneficiarias de la tecnología de financiación comercial”, explica Andy Suen, director de operaciones de Harbor. "Es emocionante llevar esta poderosa herramienta de capital, y la eficiencia administrativa que genera, a todas las empresas en crecimiento".

Lecciones aprendidas de una pandemia Los negocios medianos, tanto del lado de la oferta como de la demanda, se han visto afectados negativamente por las interrupciones de la cadena de suministro debido al Covid-19. Los proveedores se enfrentaron a enfermedades y cuarentenas, que provocaron la falta de mano de obra para fabricar productos. Para los compradores, una caída repentina en el gasto de los consumidores junto con retrasos en los envíos hizo que las empresas sufrieran.

A medida que la economía mundial se recupera, las empresas toman medidas para prevenir futuras perturbaciones en la cadena de suministro. Los compradores están reforzando sus cadenas de suministro al expandir su base de proveedores, mitigando el riesgo de interrupción en caso de enfermedad o desastre natural. La expansión de la base de proveedores requiere herramientas para mantener un ciclo de conversión de efectivo saludable, específicamente para optimizar las cuentas comerciales pendientes de pago con nuevos proveedores. La financiación comercial consigue todo esto a la vez que apoya a los proveedores a través de pagos acelerados.

Maximizar el capital de trabajo La financiación de la cadena de suministro es una opción atractiva para las empresas medianas porque aumenta el capital de trabajo y promueve el crecimiento sin interrumpir el los acuerdos financieros existentes. A diferencia de otras formas de financiación, la financiación comercial no es deuda; más bien es una transacción a pagar por el comprador y una cuenta por cobrar acelerada para el proveedor. Esta distinción única hace que sea deseable para las empresas que desean mantener sus líneas de crédito senior, tales como préstamos basados ​​en activos o rotativos.

Mas noticias

News

Aumenta la financiación comercial para satisfacer la demanda de inventario navideño

Aumenta la financiación comercial para satisfacer la demanda de inventario navideño [...]


Leer Más

July 7, 2021

News

Retrasos en los envíos globales afectan a la liquidez de los compradores

Retrasos en los envíos globales afectan a la liquidez de los compradores [...]


Leer Más

June 18, 2021

News

Harbor brinda una facilidad financiera comercial a un procesador de pescado y marisco mexicano

La financiación comercial permite a un importador y distribuidor de productos del mar con sede en México mejorar el capital de trabajo. [...]


Leer Más

June 2, 2021